Cómo cuidar tus pies durante el verano

|
Cómo cuidar tus pies durante el verano
Está a punto de llegar esa esperada estación del año en la que disfrutamos de nuestras vacaciones en la piscina, en la playa o en la montaña. El verano es odiado por muchos y muy esperado por otros ya que las altas temperaturas que suelen hacer en esta estación no suelen ser el agrado de todos. 
Por esta razón y porque todas queremos lucir unos pies perfectos durante el verano, es necesario que sigas nuestros consejos a la hora de cuidar tus pies durante el verano. Debemos tener en cuenta que los pies son una parte fundamental de nuestro cuerpo y suele ser la parte de nuestra anatomía que más suele sufrir durante el verano ya sea por el sol, las temperaturas o el calzado que utilicemos. 

Sigue nuestros consejos y disfruta de unos pies perfectos durante el verano: 

Mima tu piel y tus pies

Si mantienes en buena forma y buen estado tus pies te asegurarás de que no sufran, por ello te aconsejamos que utilices una crema hidratante adecuada, además de utilizar una piedra pómez o una lima para prevenir la aparición de durezas y grietas, sobre todo en los talones. Para la aplicación de la crema hidratante, siempre podrás aprovechar y pedir que alguien te dé un masaje relajante en los pies ;). 



Proteger los pies frente al sol

Todos andamos descalzos durante el verano, ya sea en casa, en la piscina o en la playa, debemos tener en cuenta que a la hora de andar descalzos puede que se clave algún objeto como minúsculos cristales. Además debemos proteger la piel de nuestros pies no sólo con una buena crema hidratante sino también contra los rayos del sol con un buen protector solar, ya que el empeine y el dorso del pie suelen ser las zonas que están más expuestas al sol. 

Mantener los pies secos

A menudo pensamos que cuando salimos de la piscina o estamos en la playa no hace falta que nos sequemos los pies porque ya se secarán solos. Todas nos hemos puesto las chanclas o las sandalias directamente después de la ducha o de zambullirnos pero este es un error que debemos intentar corregir porque el exceso de humedad en los pies hace que la piel se debilite y puede ayudar a que aparezcan diferentes infecciones. 



No utilizar cualquier calzado

Además de intentar reservar el uso de las chanclas para los espacios húmedos como la playa o la piscina debido a que este tipo de calzado no suele sujetar bien el pie y puede provocar dolor en la planta, también tenemos que intentar no abusar del uso de bailarinas y de deportivas durante los meses de más calor. Este tipo de calzado suelen provocar sudoración excesiva y aparición de hongos por lo que te proponemos que utilices un tipo de calzado como las sandalias que tengan una sujeción en el tobillo y que sus tiras no ejerzan mucha presión en alguna parte del pie. 



 Todas estamos deseando de que llegue el verano para poder disfrutar de la playa, la piscina o de las terrazas pero si no queremos tener un susto con nuestros pies te aconsejamos que sigas nuestros consejos y con ellos podrás disfrutar al máximo del verano.
Comentarios
Nuevo comentario
reload